bajar tus tiempos

Bajar tus tiempos es posible si entrenas la velocidad. Estas sesiones te tomarán máximo una hora de tu tiempo y es posible realizarlos en el mismo lugar a donde vas a correr. Lo mejor es que también seguirás quemando grasa aún después de entrenar. ¡Es hora de bajar tus tiempos!

Sesión 1

Calienta por 20-30 minutos (trote ligero donde puedas mantener una conversación)

Aumenta la velocidad de forma paulatina hasta que completes 15 minutos. En los últimos 3 minutos solo puedes decir de dos a cuatro palabras al hablar.

Trota por 10 minutos.

Sesión 2

Calienta por 20-30 minutos.

Alterna 1 minuto de carrera por uno de trote hasta que completes de 10 a 20 minutos. El ritmo debe hacerte sentir fuerte nunca demasiado cansada. Cuando corras así de rápido aquí no puedes articular ni una sola palabra.

Trota 10 minutos

Sesión 3

Calienta por 25 minutos

Realiza 10 lagartijas, reincorpórate lo más rápido y haz un sprint de 100m.

Realiza 15 desplantes con cada pierna y después, haz un sprint de 100 min

Realiza 20 crunches (abdominales) y levántate rápido, haz un sprint de 10 min.

Realiza 10 sentadillas y haz un sprint de 10 metros.

Repite esta rutina 3 veces.

Para bajar tus tiempos debes realizar estos ejercicios de 2-3 veces a la semana, de forma alternada con trotes de recuperación o entrenamientos activos como natación, bici o yoga.