Cuándo correr un maratón
Cuándo correr un maratón

Parece sencillo, pero no lo es. Correr 42km es una de las metas más grandes que debes proponerte como corredora; sin embargo, para hacerlo debes estar prepara y consciente de todo lo que implica correr un maratón.

Así que si cada vez te sientes más lista para correr un maratón checa estas siete señales que confirmarán tus sospechas.

Resistes más los entrenamientos de fondo

Si antes sufrías cada que te tocaba entrenar fondo y acumular kilómetros, y ahora te sientes menos cansada al terminar estas sesiones deseando que fueran más largas, es la primera señal de que estás lista para un maratón.

Ya no le temes al dolor

Dejaste de atormentarte por el dolor muscular, ampollas, y cualquier sensación de este tipo que hiciera de tu entrenamiento un tormento. Ahora aceptas que es parte de y que el dolor pasa, pero el orgullo de llegar a la meta se guarda por siempre.

Aguantas los cambios de ritmo

No importa si tu sesión de entrenamiento es de fondo o velocidad, si ya dominas cualquier cambio de velocidad es otra señal de que puedes manejar un maratón. 42km no son fáciles, e ir al mismo ritmo es más que imposible por eso la importancia de tener cubierta esta parte.

El medio maratón te dejó con ganas de más

Si corriste 21km y llegaste “fresca”, con energía, y ganas de seguir corriendo, es señal de que tu cuerpo es capaz de aguantar otros kilómetros más, claro, enfocando ahora tu entrenamiento a más sesiones de fondo.

Te sientes lista para un desafío más

Si tu vida de runner necesita un reto más grande que el de los 10 y 21k, mantén tu actitud en modo positivo y dale continuidad a tus entrenamientos para que llegues con tu mente enfocada y el cuerpo fuerte para resistir esta prueba de poder.

Conoces tu cuerpo a la perfección

Saber escuchar a tu cuerpo es vital, pues él sabe hasta dónde es capaz de llegar. A veces podemos dar un extra de esfuerzo sin poner en riesgo nuestra salud, sin embargo, hay que saber cuándo el cuerpo no puede dar más y aprender a no juzgarnos. ¡Nuestro bienestar ante todo!

Tu cuerpo está más fuerte que nunca

Si las lesiones no se han hecho presentes con frecuencia, tus músculos están fuertes y estás muy mentalizada para superar todos los retos que implica correr un maratón, ya puedes pensar en inscribirte al más cercano.