freedigitalphotos.net
freedigitalphotos.net
freedigitalphotos.net

Y no solo quitan años, también dañan tu organismo, no te nutren y por lo tanto, son enemigos del buen rendimiento de una corredora.

1. Refrescos light. Si crees que consumir la versión light no te causará daño, estás equivocada. El exceso de estos productos te causarán problemas con el corazón debido a los altos niveles de sodio e incrementarán la posibilidad de padecer diabetes por el alto contenido de aspartame que eleva el nivel de azúcar en la sangre y el aumento de grasa en la cintura (la más peligrosa de todas).

2. Embutidos. Nada recomendables por su alto contenido de grasa y sal. Causan irritación al esófago y estómago e intensifican problemas de gastritis y reflujo. No son una buena fuente de proteína y contienen sustancias como las nitrosaminas que aumentan el riesgo de cáncer.

3. Panes dulces y postres. Al ser elaborado con harinas blancas y azúcar, provocan picos de insulina que afectan no solo tu estado de ánimo y ponen a trabajar en exceso al páncreas sino que aumentan las posibilidades de padecer diabetes. Si no haces el suficiente ejercicio como para quemarlos (al menos 500 calorías), esa grasa se acumula.

4. Alimentos fritos, capeados y empanizados. El pollo, los chiles, la carne o vegetales no son dañinos, el problema está en la cantidad de grasa que contienen al freírlos, capearlos o empanizarlos. Son difícles de digerir y por lo tanto, ralentizan el metabolismo.

5. Lácteos con alto contenido de grasa. Recientes investigaciones afirman que son causantes de inflamación crónica en articulaciones y órganos y además, están asociados a problemas digestivos y alergias. Lo ideal es que consumas las versiones orgánicas y de preferencia bajos en grasa.