freedigitalphotos.net

 

freedigitalphotos.net
freedigitalphotos.net

Ya pasaron los tiempos donde nos decían que no podíamos hacer ejercicio cuando nos venía la regla, hoy hasta es recomendable. 

Si corremos como normalmente lo hacemos ayudamos a evitar la congestión pélvica de la sangre, reducimos los dolores en espalda y ovarios, además del famoso dolor de cabeza. En algunos casos, hasta disminuyen los días de menstruación porque el ejercicio provoca que salga más rápido.

Sin embargo, es necesario que tomes ciertas recomendaciones. Por ejemplo, utiliza un top deportivo que te sujete mejor para evitar dolor en tus senos, disminuye el consumo de sodio (a menos que sea necesario para una prueba) para evitar la hinchazón, modera el consumo de cafeína para no provocar dolores de cabeza y fatiga e hidrátate un poco más.

Las mujeres debemos poner especial atención al consumo de hierro ya que por correr, tendemos a padecer anemia y en cada pérdida mensual las posibilidades crecen. Correr de forma constante y moderada da muchos beneficios, pero si lo haces de manera intensa podrías sufrir de osteoporosis, envejecimiento prematuro, problemas cardiovasculares y amenorrea (ausencia de la menstruación).