10339585_10152511742048993_4072811961108117678_n

Hola, mi nombre es Norma Paredes y quiero contarles mi historia como corredora. Hace un año y mientras estaba en el consultorio de mi ginecóloga haciéndome un chequeo de rutina, la enfermera al pesarme me dijo: “usted pesa 82 kilos”.  Fue un impacto bastante fuerte pero lo que más me sorprendió fue que en la revisión, salió que tenía una bolita de grasa en uno de los senos, que obviamente con el sobrepeso que tenía, se hizo mucho mayor.

No había muchas explicaciones, las palabras de la ginecóloga fueron ¨tienes que bajar de peso, si no, esa bolita será más y más grande¨. Al salir del consultorio y subir al carro el llanto fue inevitable, pero lo mejor fue que de allí me fui directo manejando al gimnasio a inscribirme.

No podía creerlo, pero al mes siguiente y después de 2 kilos perdidos (aunque pesaba 80), decidí buscar a una nutrióloga y encontré a la Dra, Adriana Genis, quien me ha ayudado muchísimo.

Hoy peso 71 kilos, regresé al consultorio de la ginecóloga y la bolita de grasa bajo considerablemente. Ahora estoy en proceso de mantenerme saludable y me da mucha emoción saber que mi meta es correr Medio mMratón de la Ciudad de México y el de Adidas. Y es que ahora, ante todo, está mi salud. Tal vez esto inspire a alguien a mantenerse en forma.

Norma Paredes