freedigitalphotos.net
freedigitalphotos.net
freedigitalphotos.net

Caminar quizá no sea lo que quieras hacer si ya eres corredora aunque tu dolor de espalda baja vaya en aumento, pero investigaciones recientes demuestran que tiene múltiples beneficios. Estudios hechos por la Universidad de Tel Aviv en Israel y publicado en Clinical Rehabilitation, descubrieron que caminar podría ser un ejercicio tan efectivo como las rutinas de fuerza para mejorar el dolor de espalda baja.

Este trabajo de investigación incluyó a 62 adultos de entre 18 y 65 años con dolor de espalda baja. Fueron separados en dos grupos: uno con caminatas en banda a intensidad moderada y otro con ejercicios específicos de fuerza. Cada grupo completó su plan de sesiones de 2 veces por semana durante 6 semanas. También se aplicaron cuestionarios para determinar las mejorías en el dolor, la percepción del mismo y el miedo al movimiento.

Al final, los investigadores encontraron que no habían diferencias de mejoría en ambos grupos, de hecho, era prácticamente la misma. Los autores concluyeron que un programa de 6 semanas de caminata es tan efectivo como 6 semanas de ejercicios de fuerza para disminuir el dolor de espalda baja.

Así que si padeces de este problema, haz el programa que más se adapte a tus necesidades, el resultado será el mismo.