La carrera de mujeres más grande del mundo reunió en este 2016 a 67, 000 participantes en México, ¡sí! ¡ese número es real.

He corrido la Carrera Bonafont desde su primera edición y salvo un par de años que no lo hice por causas de fuerza mayor, no me la pierdo. Déjenme les cuento que es una de las pocas carreras que me ha acompañado en diferentes etapas de mi vida. Era soltera cuando empecé a correrla, después tenía novio, luego esposo, a los pocos años la corrí embarazada, luego con mi hija, otra vez embarazada y ahora, les regalé la medalla a mis hijas (por cierto, la dejaron olvidaba en casa de mi suegra).

13315439_1028850563849820_6888244751515908231_n

Participar en esta carrera es tradición. Todas sabemos que no se puede hacer un récord personal en ella, pero es que no vamos por una marca, sino por la experiencia de “estar” en la carrera de mujeres más grande del mundo, de inspirar a las que no han participado en una carrera, de animar y llevar a las que creen que no pueden lograr una meta o que ya no tienen edad para correr-trotar-caminar 5k.

CARRERA_BONAFONT_GDL_12

Pero también, es una carrera que me fascina por el gran número de hombres que deciden apoyar a sus mujeres, sean esposas, novias, hijas, hermanas, amigas, tías, primas…¡es maravilloso! No he visto tantos hombres en una carrera como en la Bonafont, ya sea como porristas, como acompañantes o como corredores (obvio disfrazados de mujeres).

CARRERA_BONAFONT_GDL_20

13318779_1175338825843475_171854797_n

La #CarreraBonafont tiene esa magia que no hay evento que la iguale. No se cobra la inscripción porque la marca quiere que no haya pretextos para decir NO PUEDO. Muchas mujeres se preocupan más por los otros que por ellas mismas y a veces, aunque tengan dinero para pagar una carrera, prefieren gastarlo en alguna necesidad que tenga alguien de su familia (llámese hijos, pareja, padres, familia o amigos). A esta carrera van todas, porque hay espacio para cada una con sus circunstancias, es totalmente incluyente, aunque claro, a veces quisiéramos que hubieran más inscripciones, Bonafont hace un gran esfuerzo por asumir los costos de la carrera casi en su totalidad.

CARRERA_BONAFONT_GDL_24

Ciudad de México, Guadalajara, Querétaro, Monterrey y Puebla fueron las ciudades donde se llevó a cabo y a mi me tocó estar en Guadalajara y ahí puede ver cómo ha crecido el interés de las corredoras. Por cierto, les quiero agradecer a todas las que se me acercaron a contarme su experiencia y no puedo dejar de mencionar el hermoso momento en que una seguidora, con lágrimas en los ojos, me contó que bajó mucho tiempo de un año a otro gracias a los consejos de Soy Corredora, le di un gran abrazo porque ¿saben qué? es el mejor pago por lo que hacemos en este website.

CARRERA_BONAFONT_GDL_02

Yo solo quiero agradecer a Bonafont haberme nombrado vocera de la carrera para Guadalajara, invité a mi amiga Jimena Ruiz al Water Challenge, ya que estamos invitando a que más mujeres beban por los menos 2 litros de agua al día en un país donde el promedio de consumo de agua es de 700ml. Por favor, tomen agua, su cuerpo funcionará mejor, bajarán de peso y ganarán no solo salud sino también belleza.

No me queda más que felicitar a Lourdes Villagómez por esta hermosa playera y por la iniciativa de Bonafont de hacer un streaming para que las corredoras la diseñaran junto a ella. Y además, estoy feliz porque por cada kilómetro recorrido Bonafont donó 1 peso a CREA, que se dedica a desarrollar programas de emprendimiento para apoyar a mujeres en zonas marginadas. ¡Entre todas apoyamos!

CARRERA_BONAFONT_GDL_21

Esta carrera es solo la muestra de cómo las mujeres podemos unirnos para hacer cosas maravillosas y en donde nos queda claro que los límites solo están en nuestra cabeza. Si ya dieron el primer paso, ¡no se rindan! Lo bueno apenas viene.

¡Nos vemos el próximo año!

Con cariño,

Sonia

Te puede interesar:

5 cosas que debes aprenderle a las corredoras

CARRERA_BONAFONT_GDL_09CARRERA_BONAFONT_GDL_26CARRERA_BONAFONT_GDL_29CARRERA_BONAFONT_GDL_23