IMG00114-20130401-0810-300x225

Hola, ya hace algunos meses que soy corredora… novata claro, bueno para no alargar esto voy directito al grano.

Todo esto que voy a platicar empezó por la fiebre del Maratón de la Ciudad de México de este año, pues veía publicaciones, fotos, medallas, el antes y despues de…, la cuestión es que cada que veía un post respecto al maratón me llenaba de emoción y le platicaba a mi esposo que era una prueba muy dura, que tenía que estar uno bien preparado para ello tanto física y mentalmente, le platicaba lo que era la tan temida pared, etc. Así me la pasé toda la semana antes del maratón jejeje y en esas pláticas estaba mi hijo Uriel, de 10 años, él era testigo que la emoción que sentía cada que hablabla del maratón. Yo pienso que era tanta mi emoción con la que él me escuchaba hablar y la reflejaba en mi cara, que el fin de semana que vino mi madre de visita y a quien le gusta platicar mucho con él, estimularlo y cosas así, le preguntó que cuál era su sueño y él respondió: ¡maratonista!.

Wow! cuando mi mamá me platicó me llené de mucha emoción y admiración que me llevó hasta el llanto, y es que se me hace increíble que un niño de 10 años, que pudo haber dicho cualquier cosa como: doctor, bombero, basquebolista o hasta super héroe…haya afirmado: ¡maratonista! 😀

Ya sabe lo que es correr, hemos corrido nuestra primera carrera juntos en vacaciones y cuando no le da flojera se va a correr conmigo, es un deportista desde peque, le inculcamos el amor al deporte y ahora que ve que todos los días me voy a correr, la disciplina, la constancia y hasta mi alimentación…se le está sembrando esa semillita y yo le dije: “Uri, si de verdad es tu sueño hazlo, imagínate yo voy tal vez a correr mi primer maraton a los 33 años y tu lo vas a hacer a los 18 años ¡que padrísimo sería!” :).

Correr es mi pasión, espero hacerlo hasta el día que mi hijo corra su primer maratón para poder correr a su lado, por el momento, seguiré fomentando ese sueño que él tiene y que también es el mío: ser mataronista algún día… Correr me está cambiando en muchísimos aspectos de mi vida y de los que me rodean, y así será hasta que el cuerpo aguante 😛 Correr me ha enseñado que las palabras impactan…pero el ejemplo arrastra.

QUE NADA DETENGA TUS SUEÑOS…¡NISIQUIERA TUS PIES! 😉