freedigitalphotos.net
freedigitalphotos.net
freedigitalphotos.net

Después de una carrera o entrenamiento intenso, de un maratón o de varios días de no entrenar, los músculos pueden doler. Para disminuir ese dolor en las piernas, te recomendamos las siguientes terapias que te ayudarán a resolver el problema más rápido.

Estiramientos. Esto son indispensables después de la carrera o el entrenamiento. Estirar te ayuda a relajar el músculo y a regresarlo a su rango de movimiento natural.

Baño de hielo. Mete tus piernas en la tina del baño con agua helada (puedes agregar hielos) de 10 a 20 minutos. Esto ayudará a eliminar más rápidos los desechos, reducir la inflamación y el daño muscular. Si solo te duele una zona, aplica hielo envuelto en una toalla por el mismo tiempo.

Recuperación activa. Trotar de 20 a 30 minutos de forma muy suave y al día siguiente de la prueba, incrementa el flujo sanguíneo, reduce el dolor y reestablece los niveles de PH del cuerpo. Ir al gym o nadar son excelentes alternativas.

Masaje. El masaje al día siguiente de la prueba ayuda a reducirle dolor hasta en un 30%.

Terapia de calor. Esta solo se aplica a los dos días después del evento que provocó el dolor. Tienes que dejar ese tiempo porque al aumentar la temperatura, se incrementa el flujo sanguíneo y el músculo se daña más.