100_7924

Hola, me llamo Roxana, tengo 32 años y soy corredora, pero también soy mamá de dos hermosos hijos que amo con toda mi alma.

Uno de ellos, de 7 años y el más pequeño tiene discapacidad, es una bendición muy grande tenerlo en mi vida pero también es una labor muy ardua, demandante y agotadora, por todo lo que mi hijo requiere, tanto en educación, médicos, terapias,etc. Tiene discapacidad intelectual y el mayor tiene 11 años ya casi un adolescente, osea tengo mucho trabajo en casa aparte de todas las actividades diarias, pero eso no me detiene a hacer lo que me apasiona. Correr es lo mejor que he hecho por mí, llevo un año 4 meses haciéndolo, ¡me encanta después de ser una persona sedentaria!, sin ganas de hacer nada para mí porque todas mis energías y mis ganas eran para mis hijos.

Por muchos años me olvidé de mi misma hasta que empecé a correr, desde el primer momento que di los primeros pasos mi vida empezó a cambiar, es algo que necesito hacer porque es mi tiempo, mi momento, así sea solo media hora, una hora o las que aguante solo soy yo conmigo, eso cambia todo, en fin, me siento bien y orgullosa de que mis hijos tengan más opciones en su manera de vivir, el que tengan el ejemplo de un estilo de vida hermoso y saludable me llena por completo. Hemos compartido ya kms juntos, el mayor ya corrió sus primeros 5k y me dijo unas palabras cuando íbamos corriendo: “mamá, me siento muy feliz porque mi papá y tú estan corriendo conmigo”, uff!! esas palabras me hicieron llorar de la alegría que sentí, mi peque aun con la discapacidad ya ha corrido su primer km, bueno caminaba y corría por que es medio flijito jijijiji.

Es una satisfacción muy grande para mi ver que mi cambio a este estilo de vida, no solo me ha cambiado a mí sino a todos a mi alrededor, hasta mi esposo corre poquito porque el es más de ciclismo, pero es muy bello ver cómo vamos juntos en el mismo camino, correr me ha enseñado muchas cosas pero lo que más a marcado mi vida es que: “EL QUERER, ES PODER… Y YO PORQUE QUIERO, PUEDO”. Jamás me imaginé tener la energía despues de tantas actividades que tengo que me quede fuerza para levantarme a las 5 de la mañana para ir a correr porque aveces, por la misma condicion de mi hijo, no lo podemos dejar ni un momento solo, necesita vigilancia todo el tiempo y por los horarios de trabajo de mi esposo, es a la única hora que puedo correr y créanme, prefiero mil veces levantarme a esa hora para entrenar que dejar de hacerlo, y bueno pues a seguir corriendo que esto nunca se acaba y vamos por más que aun queda mucho por recorrer porque en agosto voy por mi primer 21k 😀