freedigitalphotos.net
freedigitalphotos.net
freedigitalphotos.net

Si estás en camino a bajar de peso, es importante que aprendas a distinguirlos. El apetito es un placer momentáneo que puede provenir, por ejemplo, del olor de la comida, como respuesta a un estímulo en ciertas neuronas que se encuentran en el hipotálamo.

En cambio, el hambre es un mecanismo de supervivencia que nos indica que nuestro cuerpo necesita energía para sobrevivir y uno de los indicadores es cuando nuestro nivel de azúcar en la sangre baja y nuestro cerebro empieza a enviar señales como cansancio, debilidad y sed, entre otros.

¿Qué es importante que sepas? Que para evitar atracones de ciertos antojos, comas de 5 a 6 veces al día, divididas en 3 comidas completas y colaciones entre ellas. También es importante el consumo de agua para evitar confundir el hambre con la sed.

¿Y si se me antoja algo? Es simple, pruébalo en el momento, es decir, si tienes antojo de chocolate, come un trozo pero no te acabes la barra completa. No dejes pasar tus antojos porque llegará un momento en que no resistas más y acabarás comiendo en exceso.