download-1

Hola, soy Belinda y estoy a nada de cumplir 43 años. Creo que estoy en una de las etapas más felices de mi vida.

Mi primer contacto con el running fue hace 3 años y medio gracias a un cambio de residencia. Al llegar a mi nuevo destino tenía “tiempo muerto” al dejar a mis hijos en la escuela porque no había ningún establecimiento abierto.

En mi trayecto hacia los colegios de mis hijos pasaba por un parque del cual veía entrar y salir corredores, solos o en grupo, un día decidí entrar, conocer y empezar. La vuelta del parque son 600mts, comencé trotando 3 vueltas y conforme pasaba el tiempo iba en aumento. Ahí conocí gente muy linda que me ayudó y enseñó mucho, de empezar sola terminé corriendo en grupo y entrenando con gente ya experimentada. Al paso de un año, me insistían en participar en una carrera, pero yo les tenía miedo, no me sentía segura, aunque me decían que ya estaba más que preparada. No fue sino hasta que el esposo de mi amiga Gaby, que literal “me aventó al ruedo” (cosa que agradezco infinitamente), no pude negarme ya con inscripción en mano, hice mi primer carrera de 10k, Circuito Arboledas 2013. Fue una gran experiencia cruzar la meta, uff ¡qué orgullosa estaba de mí!, sentía una emoción tan grande que casi se me salía del pecho. Le perdí el miedo a las carreras, mas no la emoción que se siente desde que vas por tu paquete.

Después de algunos 10k, mi próximo reto era un medio maratón, el que me llamaba mi atención era el que organiza los corredores de Tlalpan y sería mi debut en el Día del Padre. Aumenté los entrenamientos, distancias, etc. Llegó el esperado momento, casi no pegué el ojo la noche previa, estaba muy nerviosa, mi objetivo era terminarlo, a mi paso, no pensaba en tiempos, solo me estaba conociendo en esa distancia, terminé en un 2:06, muy bien y feliz.

Después de ello viene otro cambio de residencia y voy de regreso a la Cd de México, fue muy triste dejar mi vida en provincia y a mis queridos amigos (as) corredores, con el cambio me dio mucha tristeza y adaptarme nuevamente me costó mucho trabajo, ya que en provincia es un poco más seguro correr, disminuyeron mis entrenamientos y mi ánimo estaba por los suelos. En septiembre salió la convocatoria al Medio Maratón de la SEDENA, muy comentado por la ruta demandante y obtener un lugar cuesta trabajo, conseguí mi inscripción y con ello, mejoraron mis ánimos, así que el objetivo era terminarlo como pudiera, no me podía exigir sin haber tenido un entrenamiento como se debe. Estuvo pesado pero lo terminé con un 2:16 tiempo chip, contenta más no satisfecha.

Ya más adaptada a mi nueva vida, mi objetivo para cerrar el año era hacer otro medio maratón pero bajarle a las 2hrs. Hice cambios en el entrenamiento, metí más ejercicios de fuerza, no solo fue correr. Me inscribí en el Maratón Internacional de Puebla y corrí un 21k, ha sido la carrera más accidentada de todas hasta ahorita, desde olvidar mi número, perder tiempo en regresar por él, llegar con el tiempo encina y para agregar un desastre más, mi vejiga iba llena, en los baños las filas estaban enormes y decidí mejor que en el trayecto seguro habría sanitarios, pues mala suerte porque no apareció ninguno. Durante toda la ruta hubo momentos en los que o decidía “hacerme” durante la carrera o salirme porque es sumanente pesado correr así, trataba de distraer mi mente con mi música pero las necesidades son las necesidades, tal vez sin este contratiempo me hubiera ido mucho mejor pero pese a todo acabé 1:58 y sí, hasta que llegué a la meta pude ir al ansiado sanitario.

#MiHeroinaSoyYo porque solo con constancia, dedicación y coraje se consigue lo que uno quiere. Gracias a mi esposo (Mi Sol) porque aunque no comparte mi pasión por correr, es mi incondicional en cada carrera, no me ha dejado sola en ninguna. A mis hijos Majo y Gerardo porque no hay mayor ejemplo que el que uno da, con disciplina todo se puede conseguir.

Maratón te veo este 2015.

ATTE. BELINDA DELGADO VARELA