freedigitalphotos.net
freedigitalphotos.net
freedigitalphotos.net

Iniciar un programa de fitness que complemente tu carrera no es nada fácil, más allá de tener fuerza de voluntad para mejorar la condición física o mantenerse en forma, elegir el lugar que se adapte a tus necesidades se vuelve una decisión compleja a la hora de evaluar el servicio, la calidad, el equipo, etc., en comparación con el costo.

Con frecuencia cuando una persona llega a un gimnasio una de las primeras preguntas es el precio, si lo puede pagar, lo más seguro es que se inscriba; sin embargo, es importante valorar si es lo que buscas y si cumple con tus expectativas. Probablemente la parte económica pase a segundo término.

Antes de seleccionar un lugar, es recomendable que conozcas las instalaciones, si haces un recorrido podrás ver el estado de las máquinas, asegúrate de que se encuentren en óptimas condiciones y que no estén saturadas.

Si ya decidiste cuál es el sitio apropiado, el siguiente paso es acercarte al encargado o gerente del club, quien además de presentarte a los entrenadores,  te canalizará con el personal capacitado de acuerdo a tus objetivos, si necesitas ayuda nutricional, sesiones personalizas y una rutina determinada.

Gran parte de las personas que inician en un gimnasio, creen que las máquinas de cardio son el primer punto, aunque es una excelente opción, lo más recomendable es utilizar los salones de usos múltiples y comenzar con una buena sesión de estiramientos para seguir con los aparatos.

De ahí muy importante conocer a los entrenadores,  ellos te enseñarán a utilizar las herramientas con las que cuenta el lugar y la forma adecuada de usar el equipo para evitar lesiones. El objetivo principal es lograr que la energía que te brinda el ejercicio se note en tu día a día, con resultados medibles, de esta forma te sentirás contenta e integrada al club.

A la gente le gusta entrenar en grupo, es muy común que se inscriban con alguien más como pareja, amigos o amigas, no sólo hacen los mismos ejercicios, también entran a las mismas clases, se olvidan de que una rutina apropiada basada en las necesidades de cada persona es fundamental.

Es imprescindible diseñar un plan específico para cada una en función de su peso, estatura, nivel de condición física, tiempo disponible, información nutricional y sobre todo, los objetivos que tiene planteados; esto permite al experto sacar el mayor provecho posible de las condiciones del socio para cumplir sus expectativas y que se sienta satisfecho.

A partir de estas características se puede determinar el tipo de ejercicio, una de las divisiones que se hace es bajo impacto y alto impacto, ¿en qué consisten?

El de bajo impacto, cuida las articulaciones, se recomienda para quienes han padecido problema de rodilla, cadera, hombro o codo; mejora el sistema aeróbico y es el mejor para iniciar con el entrenamiento.

Los ejercicios de alto impacto tienen diversos beneficios, ayuda a los reflejos, aumentan el gasto calórico por unidad de tiempo, optimiza el sistema anaeróbico y es más exigente para los participantes.

Es posible entrenar con los dos  sistemas energéticos, incluso pueden combinarse en tu rutina. Toma en cuenta que con la ejercitación de bajo impacto no logras mejoras físicas como explosividad, fuerza y poder,  pero sí la resistencia y concentración.

En casos específicos es primordial iniciar un calentamiento con estiramientos desde arriba hacia abajo. Se comienza con ejercicios de cabeza cuello, brazos hasta llegar a las piernas, después de eso se complementa con ejercicios de piso para estirar y dejar el cuerpo listo para el entrenamiento. Son muy necesarios para evitar lesiones.

Hay ejercicios de técnica también importantes que se pueden hacer para mejorar posturas y la forma de correr. Es fundamental hacerlos por lo menos una vez a la semana, no llevan más de 15 minutos y en el largo plazo mejoran tu rendimiento.

Las clases complementarias ideales son las de entrenamiento funcional donde se hacen repeticiones en circuitos de ejercicios con pelotas, ligas, barras y pesas. Las clases de TRX ayudan por supuesto para definir tonificar y añadir potencia. Y el Yoga ayuda mucho para estirar y evitar lesiones. También es importante hacer un poco de pesas ya sea en circuito o en peso libre para añadir explosividad y fuerza.

Elaborado por:

Carlos Soto. Entrenador  personal y nutriólogo con más de 10 años de experiencia. Gerente de Anytime Fitness en México.
Manuel Castillo. Triatleta, con formación en diversos cursos de entrenamiento para corredores y nutrición. A nivel profesional es Gerente Comercial de Anytime Fitness en México.
Anytime Fitness creó una opción de gimnasio abierto las 24 horas, los 7 días de la semana, los 365 días del año, con precios accesibles y un excelente equipo de trabajo. Una modalidad ideal para personas con un estilo de vida activo o una agenda exigente, permitiéndoles elegir el horario que mejor les convenga.
 Para más información te invitamos visitar: www.anytimefitness.com.mx 

 AnytimeFitnessMexico @Anytimemx