Tomar mucha agua durante el maratón podría convertirse en un riesgo muy serio a la salud. Según el Gatorade Sports Science Institute, la hiponatremia ocurre cuando la concentración de sodio en sangre cae a un nivel demasiado bajo, provocando una rápida y peligrosa inflamación del cerebro que puede resultar en convulsiones, coma y muerte.

Aunque es una condición extremadamente rara (pero que se ha incrementado en los últimos años), la hiponatremia está relacionada con el ejercicio prolongado y la alta ingesta de líquido en poco tiempo.

¿Quienes son los más afectados? Las estadísticas muestran que las mujeres han sido las más afectadas y también, que está muy relacionada con los corredores recreativos, que hacen más de 4 horas en un maratón y pierden más cantidad de sudor. Sin embargo, cualquier corredor que prefiera tomar mucha agua antes y durante la carrera de larga distancia, en climas calurosos y altos niveles de humedad, que sudan mucho o “sudan salado” y que corren más lento, tienen un riesgo más alto de padecerla.

¿Tomar mucha agua o no? Según la Asociación Americana de Dietética, Dietistas de Canadá y Colegio Americano de Medicina del Deporte, dos horas antes del ejercicio se deben consumir de 400 a 600 ml de líquido y durante el ejercicio, de 150 a 350 ml de líquido cada 15-20 minutos dependiendo de la tolerancia.

¿Qué hacer para evitarla? Es importante monitorear la cantidad de sudor que pierdes por hora y dependiendo de eso, reponer el líquido perdido. La regla dice que debes beber entre 400 y 800 mil de agua o líquido por cada hora de carrera. Antes de entrenar el promedio de ingesta de líquido es de entre 250 y 500 ml. Todo esto debe estar probado en los entrenamientos para que vayas viendo la cantidad que puedes tolerar.

Ahora ve: 

3 jugos básicos si vas a correr un maratón