Screen shot 2014-07-23 at 11.56.03 AM¡Felicidades! Haz dado el primer paso y no tenemos más que decirte que has tomado una gran decisión en tu vida. Pero una buena corredora no se hizo de la noche a la mañana ni tampoco nación siendo corredora, hay varias cosas que debes tomar en cuenta ahora que empiezas a correr.

  1. Busca una guía. Si puedes buscar un entrenador pero si no, únete a un grupo o bien, busca consejos de corredoras más experimentadas. Las redes sociales y los website como www.syc.gmkweb.com te van a ayudar en tu objetivo.
  2. Haz un check up médico. Lo mejor es enterarte cómo está tu cuerpo para evitar sustos. Checa tu corazón, niveles de colesterol y triglicéridos, estado de tus huesos, ligamentos y músculos. Ve con una nutriolo
  3. Compra zapatos para correr adecuados. Lo ideal es que empieces corriendo con tenis o zapatillas de correr que pesen más de 300gr. ¡Estás empezando, no es momento para calzado minimalista! Tus pies deben acostumbrarse al kilometraje. Revisa también si eres pronadora (pie plano) supinadora (si pisas hacia fuera o tienes el arco demasiado alto) o neutral (arco medio), eso te ayudará a escoger el calzado más adecuado.
  4. Varía tu entrenamiento.  Lo ideal es empezar caminando y después ir aumentando los periodos de trote hasta que seas capaz de correr sin parar durante 30 min. Después añade días de ejercicios de fuerza o gym o alterna con clases de yoga o Pilates o simples estiramientos. Además, varía la superficie donde corres, no es recomendable para tus articulaciones correr siempre en asfalto, por ejemplo.
  5. Calienta antes de correr y estira después. Indispensable si no quieres lesionarte. Valen más 5 minutos más de calentamiento o estiramiento que correrlos. De preferencia haz de 10-15 minutos de éstos.
  6. Aumenta la distancia paulatinamente. No debes aumentar más del 10% de tu distancia de una semana a otra, eso te va a generar lesiones.
  7. Hidrátate, come mejor y duerme más. Lo ideal es que bebas hasta 3 litros de agua diario. Olvídate de las bebidas isotónicas, aún no eres una atleta de alto rendimiento para beberlas. Eso te hará consumir azúcar que no necesitas. El 60% de tu comida deben ser carbohidratos, de preferencia frutas y verduras y cereales integrales, 25 proteínas como carne magra y sin grasa y 15% de grasas saludables como aguacate o aceite de oliva. Olvídate de los azúcares refinados, panes dulces y alimentos fritos. De 6 a 8 horas de sueño son necesarias si quieres rendir mejor.
  8. No corras todas las carreras. Si empiezas con una caminata ¡felicidades! Pero si de ahí pasas a una de 5k y luego a una de 10k sin preparación previa, vas derecho a lesionarte. Prepara tus batallas para que sean una gran experiencia y mejore tu rendimiento más rápido.
  9. Escucha tu cuerpo. No te tortures si un día te sientes muy cansada. Tu sabes bien cuando se trata de agotamiento y cuando es flojera. Hazle caso a las señales de tu cuerpo.
  10. Hazte amiga de la disciplina, la constancia y la paciencia. Son tres virtudes que como corredora debes desarrollar. Si quieres ver resultados la disciplina y constancia en tu entrenamiento y estilo de vida es básica, pero es muy importante que aprendas y aceptes que la paciencia será tu aliada para llegar hasta donde quieras, todos los días darás un paso más que te llevará a ello.