freedigitalphotos.net
freedigitalphotos.net
freedigitalphotos.net

¿Siente pesadez después de comer? ¿Comes y te da sueño? ¿Tienes problemas digestivos recurrentes? La causa podría ser una pésima combinación de alimentos. No te preocupes, si te grabas estas reglas en tu cabeza, prontó dejarás de sufrir.

1. No combines lácteos con carne en la misma comida. Esto es muy común al mediodía donde el postre, generalmente lleva leche. Evita consumir un trozo de arrachera con un pay de queso, o bien, una hamburguesa y al final, probar helado. Esto es muy pesado para el aparato digestivo porque acumula demasiadas toxinas en el colon.

2. No mezclar proteínas. O comes pescado, o carne o pollo, pero nunca dos de éstas en la misma comida. Es común que a muchas personas les caiga mal el huevo con salchicha, ya que puede provocar indigestión.

3. Las frutas y las verduras no deben comerse juntas. Y menos si las verduras están crudas. Hacerlo podría aumentar la producción de gases estomacales. La fruta se lleva bien con los lácteos o los frutos secos.