4 recomendaciones para confiar más en ti y lograr tus metas
4 recomendaciones para confiar más en ti y lograr tus metas

Está comprobado que cuando más confías en ti y en tus capacidades, lograr tus metas no parece imposible, sobre todo, porque el compromiso es más alto cuando las cosas se ponen difíciles.

Usar la imaginación, visualizarte y ponerte objetivos claros y alcanzables son algunas de las estrategias que se utilizan para alcanzar tu potencial, pero ¿qué pasa cuando confiar en uno misma se vuelve complicado? Aquí te dejamos 4 recomendaciones infalibles que te van a ayudar muchísimo para lograr tus metas.

  1. Divide tu día y dedica unos minutos pata hablar contigo misma. Verte al espejo y reconocerte es de las cosas más difíciles que hay pero de las más efectivas si de cambiar la percepción que tenemos de nosotras mismas se trata, Al despertar hazlo y dedícate unas palabras de fuerza «hoy vas por todo», «tu siempre puedes», «que este día tu entrenamiento sea mejor que ayer», todo eso funciona y repítelo a la hora que puedas durante el día. Y antes de dormir: «lo hiciste muy bien». Notarás la diferencia.
  2. Haz un cartel. No sabes el poder que tiene un cartel con imagines de lo que quieres lograr en tu vida. Aumenta la interacción contigo porque puedes revisar lo que te falta por hacer y tu mente empieza a trabajar más fácil en encontrar las formas para lograr las metas. Recorta y pega lo que quieres, y si es posible, ponle fechas de vencimiento. Te llenará de orgullo revisarlo a fin de año y saber que sí lo conseguiste tus metas.
  3. Personaliza lo más que puedas. Imprime playeras, vasos, tazas, toallas, ¡lo que quieras! para que veas que estás en el proceso de construcción de una meta y aprendas a disfrutar el proceso. Por ejemplo, entrena con una playera que diga «maratonista en proceso» o esa misma frase ponla en tu taza para el café. Verla con frecuencia te hará estar motivada.
  4. Siempre hazlo por ti. Lo más difícil es apoyarte a ti misma que a otros, así que solo recuerda cómo motivaste a esa amiga que te pidió apoyo sin importar a cuánto corría. Aférrate a esa positividad y recuerda que el mejor apoyo es el que viene de ti.