Estamos a pocas semanas de concluir un año más, en el que seguramente vivimos experiencias inolvidables, y por supuesto, algunas de ellas fueron corriendo. Es por eso que te compartimos 5 formas en las que puedes agradecer por tus carreras de este año.

  1. Un vistazo al 2017

Mes a mes aprendiste, superaste dificultades, emprendiste proyectos, visitaste nuevos lugares, conociste personas y cruzaste nuevas metas. Toma una hoja de papel y realiza un balance de todo lo bueno y lo difícil que viviste, los kilómetros que acumulaste en carreras, tus mejores tiempos, las lesiones o enfermedades que tuviste, y todo lo relevante que te sucedió este año en todos los aspectos de tu vida. Yo lo hago, y me apoyo de mi cuenta de Instagram, que es donde plasmo imágenes y letras de lo que vivo día a día. Al final veo el resumen de mi año y me doy cuenta que, a pesar de las dificultades, siempre hay mucho que agradecer.

  1. Convive con las personas que marcaron tu año

Sin duda alguna, hubo personas con las que viviste experiencias entrañables este 2017. Quizás el coach, los compañeros y amigos de entrenamiento, la familia que nos apoya, o los amigos que nos esperan en la meta. Planea un detalle para esas personas especiales y agradece su apoyo, su cariño y su compañía.

  1. Sé generosa.

A lo largo del año, se acumulan demasiadas playeras y tenis, revisa cuáles están en buen estado y dónalos a quien tu sepas que los necesita. Es época de dar.

  1. Que no falte la foto de las medallas

Para mí es ya una tradición, acudo a mi medallero, reúno todas aquellas medallas que conseguí este año y las capturo en una imagen con la que cierro mi año de metas. Cada medalla guarda una experiencia, y al tenerlas todas juntas me doy cuenta de lo mucho crecí y aprendí durante el año. Inténtalo y compártenos tu foto y tus reflexiones.

  1. La última del año

Me gusta despedir el año corriendo. Procuro hacer un espacio del 31 de diciembre para dedicarlo a un trote reflexivo, en el que agradezco por la vida, por la salud, por el trabajo, por mis seres queridos y por todas las bendiciones que me permiten correr y disfrutar mi vida al máximo.

Por Rosario Ramírez