Freedigitalphotos.net

 

Freedigitalphotos.net
Freedigitalphotos.net

Cuando nos decidimos a correr para eliminar esos kilos que nos sobran siempre tenemos dudas sobre si vamos por el camino correcto. Aquí te contestamos 6 preguntas que seguro ya te has hecho.

1. ¿Es mejor entrenar en la mañana o en la noche? Por la mañana y desde el punto de vista calórico, es mejor ya que se acelera el metabolismo en las horas posteriores. ¿Les ha pasado que siguen sudando después de bañarse? Es parte de ello. Si lo haces en la noche, el efecto es contrario y como tu cuerpo está programado para descansar a cierta hora, baja sus signos vitales y te sientes más tranquila.

2. ¿El ejercicio da hambre? No, no abre el apetito, incluso puede llegar a disminuirlo. En algunos casos se puede confundir el hambre con la sed. Aprovecha que las endorfinas te dan esa sensación de bienestar y calman tus «ansias» de comer de más. Lo que sí es un hecho es que al correr más seguido tu plan de alimentación cambia.

3. ¿Consumo suplementos quema-grasa? Los resultados sólo se van a ver con la constancia y la disciplina, muchos de ellos prometen milagros. Hay que cuidar la alimentación y entrenar al menos 3 veces por semana durante 1 hora para que bajes de forma permanente y sin rebote. Ten cuidado con sustancias estimulantes como la cafeína, aminoácidos, plantas termogénicas, sustancias diuréticas y laxantes.

4. ¿Entrenamientos de velocidad o de resistencia? Hace algunos años se afirmaba que correr a baja intensidad ayudaba a quemar grasa, la realidad es que no es lo mejor. Estudios demuestran que los ejercicios de velocidad como intervalos o fartlek, queman de forma más eficaz la grasa y de paso, aceleran el metabolismo. Mientras más calorías gastes, más grasa se quemará. Repeticiones de 6x400m, 8x200m, 4×800 son más efectivas.

5. Come hasta 5-6 veces al día. Haz tus tres comidas de forma balanceada, incluye carbohidratos, proteínas y grasas saludables. A media mañana y media tarde consume snacks saludables como frutas, verduras o galletas o barras integrales (no más de 2). Esto ayuda a acelerar tu metabolismo, de lo contrario, cuando dejas pasar muchas horas sin alimento tu cuerpo entra en un estado de pánico y la grasa la almacena como reserva.

6. Agua, agua y más agua. El agua es un gran aliado de la pérdida de peso, entre más tomes, menos la retienes. Debes beberla a lo largo del día, lo mínimo son 2 litros pero si haces deporte debes consumir hasta 3 litros diarios. El metabolismo se acelera y la sensación de saciedad es permanente, por lo que controlas la ansiedad de comer.