freedigitalphotos.net
freedigitalphotos.net
freedigitalphotos.net

Cuando vas de vacaciones y más si estás en la playa, seguramente se te antoja correr a la orilla del mar, en la arena e incluso descalza. Te damos varios tips para que aproveches los beneficios de correr en la playa. Si lo haces bien, te ayudará a correr más rápido.

El uso de tenis es indispensable si no eres una corredora con una buena biomecánica. Esto quiere decir, que si no tienes ningún tipo de desequilibrio muscular podrías correr descalza pero no por mucho tiempo, máximo 20 minutos. Si tienes problemas en tu pisada, dolor en cadera y rodillas, te falta fuerza o balance muscular o tienes sobrepeso, correr descalza no es buena opción.

Los tenis recomendados son aquellos que tengan una buena tracción, transpiración y ligeros. Recuerda que posiblemente se vayan a mojar y con la arena y el agua, incluso el material llegue a endurecerse.

Corre sobre arena mojada y una superficie más plana. Recuerda que darás un esfuerzo extra a tus pantorrillas. En la arena movediza y suelta es más probable que te lesiones. Torceduras y tendinitis son las más comunes.

Quemás más calorías en menos tiempo. Por tratarse de un trabajo intenso y de mucha fuerza para tus músculos, la energía que necesitas es más alta y el ritmo cardiaco sube para completar cierta distancia. No te excedas.

Lo mejor es alternar los entrenamientos en la arena con aquellos en concreto o superficies más suaves para dar más fuerza a tus músculos. Busca una ruta en la calle que te acomode porque correr en la arena todos los días, te agotará y aumentarás el riesgo de lesión.