Mi nombre es Elena González, descubrí la página: “Soy Corredora ” hace un año aproximadamente y hoy decidí escribirles únicamente para agradecer por la motivación, los tips increíbles que nos dan y las historias que han hecho que yo también crea en mi misma. Al leerlas, sé que en alguna otra parte también hay mujeres que como yo hemos superado miedos, enfermedades y sucesos de la vida misma corriendo.
Hace algunos años comencé una lucha interna para poder lograr bajar de peso, siempre saboteaba mi esfuerzo yo misma. A principios de este año me rendí, dejé de hacer dieta y ya no asistía al gimnasio, no tenía motivación y sabía que si lo volvía a intentar la historia se iba a repetir.
Yo era una persona que fumaba e ingería grandes cantidades de alcohol, tenía una vida social muy activa, tenía muchos amigos con los cuales podía salir dos o tres veces por semana a algún bar, razón por la cual no era muy constante en mis entrenamientos.
A principios de año decidí regresar al gimnasio, me di cuenta que tenía una pésima condición física, sentía un gran coraje conmigo misma por haber maltratado a mi cuerpo con dietas tan extrañas, exceso de alcohol y cigarro. Entonces me dediqué solo a correr porque creía que no tenía fuerza ni resistencia para poder hacer otra actividad, conforme transcurrieron las semanas notaba cómo mi cuerpo se iba haciendo resistente y cuando fui capaz de correr 40 minutos seguidos, me inscribí a mi primer 5k y¡descubrí la gloria!.
Dejé de fumar y me alejé un poco de mis “amistades” y perdí peso sin darme cuenta. Una persona que yo no conocía estaba naciendo dentro de mi, esa nueva persona tenía como prioridad cuidarse para poder correr un poco más lejos, posiblemente no más rápido pero sí más lejos, era como una extraña obsesión, una que me hacía retarme todos los días. 
Hace un mes tenía insomnio y encontré una publicación con la liga para participar en el maratón de Berlín, no lo pensé y ¡me inscribí!. El pasado jueves recibí la confirmación de mi participación, ¡aún no lo puedo creer!, no quepo de tanta felicidad. Sé que esto es apenas el inicio de un gran recorrido que terminará en la puerta de Brandeburgo .
Les quiero agradecer nuevamente, porque me identifico con muchas de sus publicaciones ya que al ser escritas por mujeres reales como yo, con inseguridades, miedos, frustraciones y saber que han logrado salir adelante me llenan de energía para poder levantarme y sacar la casta.
Sencillamente ¡ustedes me inspiran!
Muchas felicidades a “soy corredora ” por la gran comunidad que es.

Ahora ve:

Pequeñas decisiones para lograr grandes resultados