www.freedigitalphoto.net
www.freedigitalphoto.net
www.freedigitalphoto.net

El sudor, el material de tus calcetines, caminar descalza, entre otras cosas, colaboran a que nuestros pies tengan un mal olor.

La solución:

*   En 3 litros de agua pon a hervir 3 cucharadas de salvia y 3 de tomillo. Espera a que se enfríe un poco y mete tus pies durante 10-15 minutos.
*   Compra bicarbonato en la farmacia y después de lavarte los pies, espolvorea un poco en los zapatos o tenis, la planta del pie y entre los dedos. Su ph neutraliza el sudor y evita el crecimiento de hongos y bacterias.
*   Cambia tus calcetines todos los días ¡no te los pongas sudados! Y úsalos de materiales transpirables
*   No uses talco para bebés, opta por las pomadas o talcos antimicóticos.
*   Si puedes, dedica al menos dos horas diarias para ventilar tus pies y si quieres, duerme sin calcetines.
*   Acude con el podólogo por lo menos una vez al mes.