Soy Tere Derbez Zacher y les cuento. Cuando yo tenía 24 años empecé a nadar. El coach que estaba me dijo que yo no tenía cualidades porque mi cuerpo no era el de nadadora y me dijo que estaba muy grande para hacerlo. Me fui de esa alberca y encontré otro entrenador que me dijo “vamos a intentarlo” (yo quería ser finalista nacional). Entrené como nunca por mucho tiempo la mente y el cuerpo y un par de años después, me convertí en campeona mundial (la primera mexicana en hacerlo en natación).

El primer coach tenía razón en cuanto a que mi cuerpo no está construido para nadar, pero uno jamás debe dejar que ese tipo de cosas se interpongan. La voluntad y la mente fuerte hacen más que un cuerpo apto para algo.

Comencé a correr a los 38 años y le dije a un grupo de “amigos” (ya no somos amigos) que quería calificar a Juegos Olímpicos. Me dijeron que me ubicara, que aunque tengo cualidades para correr era muy difícil, que estaba muy vieja, bla bla. Seis años después lo logré y a mis 45 estoy corriendo más rápido que nunca. Nada es fácil pero nada es imposible.

Sueña a lo grande que si de verdad quieres lograr algo y estás dispuesto a hacer lo necesario por ello, ¡seguro lo consigues!


Síganme en Facebook, Instagram (insightfulrunner) o twitter (@terezacher) para motivaciones diarias y tips de entrenamiento mental.

Ahora ve:

Hábitos que te delatan como corredora