Tomar medidas de seguridad al salir a correr, debe ser un factor importante aunque muchas veces quisiéramos no preocuparnos por este tema. Disminuir el riesgo de un percance, también es tu responsabilidad. Aquí te dejamos unos tips que te pueden ayudar y que muchas veces nosotros hemos puesto a prueba.

– Alterna tus rutas y no las compartas todo el tiempo en las redes sociales. Sabemos que igual te mueres por hacer públicos tus entrenamientos, pero trata de que sólo lo sepan tus verdaderos amigos. Cambiar los lugares donde entrenas es imprescindible, evita que te ubiquen y si vas en coche, no lo estaciones en el mismo sitio.

Corre en contra del tráfico. Si haces rutas por la ciudad es más fácil que reacciones si vas frente a los coches.

Evita correr sola de madrugada o por la noche. Búscate un amigo o un grupo con quien hacerlo, y de paso, no te vistas con ropa oscura, lo mejor es usar atuendos con reflejantes. Las estadísticas demuestran que los ataques a mujeres se incrementan después de las 20:00 horas.

Proyecta seguridad. Correr con miedo atrae a los asaltantes, refleja una actitud de fortaleza. Si alguien se te acerca mucho míralo a los ojos pero jamás agaches la cabeza. Si te dice algo, adviértele de forma tajante que te deje en paz.

Hazle caso a tu intuición. Si ves alguna cosa rara, si sientes que te sigue alguien muy de cerca, si alguna persona tiene “mala vibra”, lo mejor es dejar el entrenamiento para otro día. NO te arriesgues.

Corre con tu perro. Sobre todo si vas a zonas al aire libre pero llévalo con correa y recoge sus heces.

No corras con audífonos o llévalos a un volumen muy bajo. Lo ideal es escuchar música en lugares cerrados como el gym, al aire libre es más difícil que reacciones si algo extraño pasa a tu alrededor.

Sigue la lógica. Hay zonas que tienen cierta “fama”, así que evita correr por ahí. Antes de ir a un lugar nuevo, pregunta a tus amigos la hora en que es más seguro.

Deja objetos de valor en casa. Evita llamar la atención y no vayas viendo el celular mientras caminas.

Avisa a tus familiares del lugar a donde vas a entrenar, lleva dinero por cualquier necesidad y carga con alguna identificación.

Lleva un gas pimienta para lugares al aire libre, algunas de nuestras amigas corren con alguna rama en la mano o hasta llevan una espina de maguey escondida.

Ignora los insultos, “piropos” o nalgadas. A la mayoría nos ha pasado alguna vez, lo mejor es que no enfrentemos al atacante. Míralo a los ojos, mantén la distancia y corre.

Si eres víctima de un incidente, denuncia. Evita que otras chicas pasen lo mismo que tú, sé solidaria y toma más precauciones.

Por último, te pedimos que compartas las precauciones que tú tomas, todas son de utilidad.