freedigitalphotos.net
freedigitalphotos.net
freedigitalphotos.net

No, no es lo mismo y sí, tu rendimiento se podría ver afectado por las altas temperaturas. Sin embargo, si en tu ciudad el calor rebasa los 30 grados tampoco puedes quedarte sin correr. Te compartimos algunos tips para correr con este clima.

1. Acostúmbrate a correr distancias cortas o a dividir tu entrenamiento. Si el clima rebasa los 20-25 grados, es mejor que corras máximo 5km y si tenías que correr más, hagas una sesión ya sea muy temprano o muy tarde. A más de 35 grados es mejor que no corras, podrías padecer un golpe de calor, calambres o insolación.

2. Corre más lento. El clima caluroso podría hacerte subir por al menos 2 minutos tu ritmo por kilómetro y tu ritmo cardiaco aumenta, además de que el desgaste muscular es más alto. Por lo tanto, correr rápido no es opción, solo empeorarás tu rendimiento y afectarás tu cuerpo.

3. Corre a la hora más fresca del día. O antes de las 8 am o después de las 7 pm. O bien, haz uso de la banda.

4. Busca un lugar con mucha sombra y árboles. Esto evitará el contacto directo con el sol y retrasarás el agotamiento. Escucha a tu cuerpo si se siente muy cansado, mareado, con ganas de vomitar o náuseas, si sudas salado o si tu boca está muy seca, podrías estar presentando un golpe de calor.

5. Vístete con ropa que tenga buena transpiración y usa bloqueador. Esto es ideal para la evaporación del sudor y que tu cuerpo no concentre calor de más. La aplicación de bloqueador es indispensable, las corredoras tenemos más riesgo de padecer cáncer de piel por nuestra exposición al sol en carreras y entrenamientos.

6. Hidrátate adecuadamente. Al menos 3 lt de agua diarios son indispensables pero en climas calurosos, la pérdida de electrolitos es más alta, por eso debes cuidar tus niveles de sodio y potasio, principalmente, ya que tienes más posibilidades de deshidratarte.