No es raro que la gente no comprenda lo que no comparte, pero para nosotras no hay nada mejor que correr y lo demostramos todos los días. Las personas que nos rodean muchas veces no entienden lo que sentimos o hacemos, ni la razón por la que lo hacemos. Estas son las 7 razones principales por las que creen que estamos locas.

1.-Nos despertamos a las 5 am en domingo. Sacrificamos el sueño por una medalla, pero no solo es la medalla, es la satisfacción de ver que tantos meses de sacrificios y entrenamientos valieron la pena. Muchas veces abandonamos reuniones temprano sin que nadie se de cuenta porque nos van a empezar a hacer preguntas como si realmente necesitamos correr y la única respuesta razonable es decir que obviamente sí.

7 tips para que tus tenis duren más tiempo

2.-Nos gastamos la quincena en tenis. No hay mejor satisfacción para nosotras que un par de tenis nuevos, muchas veces los demás no entienden porqué gastamos tanto dinero en tenis pero no saben qué es lo que define, muchas veces, nuestro desempeño en los entrenamientos y carreras.

3.-Medimos la distancia en el tiempo en el que la correríamos. Cuando estamos en tráfico y nuestro GPS nos dice que faltan 400 metros o 5 minutos para llegar a nuestro destino, pensamos que corriendo en pista llegaríamos en menos de 2 minutos y nos hace desear estar corriendo. Así nos pasa en otras cosas de la vida cotidiana.

4.-Cancelamos muchos planes por ir a correr. Dejamos de ir a cumpleaños de amigas, familiares, cenas o fiestas hasta altas horas de la noche porque debemos descansar para rendir en el entrenamiento y muchas veces, piensan que estamos locas por sacrificar esas cosas por ir a correr, pero cuando ven nuestra sonrisa terminando una carrera comprenden un poco el porqué lo hacemos.

5 tips para ganar confianza en ti misma a la hora de competir

5.-No nos importa cuántas uñas hayamos perdido, seguimos corriendo. Dicen que los pies de bailarina son feos, pero las corredoras no nos quedamos atrás. Por lo menos una vez hemos tenido una uña morada, machucada o de plano nos quedamos sin uña y no paramos de correr. Olvidamos el dolor muy fácil. 

6.-Estar llenas de tape nos da confianza. Muchas veces cuando nos lesionamos nos llenan de tape para ayudarnos a seguir corriendo, pero sí tenemos una carrera y todavía no nos sentimos 100% listas, traerlo puesto nos da confianza para dar nuestro mejor desempeño, porque aunque sea mental, nos sentimos protegidas.

7.-El nervio de antes de una carrera nos consume. Casi nadie se atreve a hablar de los nervios antes de una carrera para la cual nos preparamos, porque nunca falta a la que le da diarrea, la que tiene ansiedad todo el día y aún así se despierta el día siguiente a correr. Varios se preguntan: “¿pero qué necesidad?”.

No hay nada más maravilloso que correr y lo seguiremos haciendo aunque no sean los demás, sino nosotras mismas las que decimos que estamos locas, pero honestamente, no hay mejor tipo de locura.

Ahora ve:

9 personas especiales que uno conoce al correr