Hacer maratones está de moda y muchas debutarán este año en la distancia y otras sueñan con lograrlo algún día. Aquí te dejamos algunos datos comprobados que nos demuestran que las mujeres estamos hechas para hacer maratones.

– Conoceremos más nuestro estado físico y mental. Antes de decidir hacer un maratón, debemos acudir a un chequeo médico general que incluya prueba de esfuerzo en reposo y electrocardiograma, esto es indispensable. Si nunca nos hemos hecho estos estudios, el maratón será el pretexto y veremos cómo día a día mejorará nuestra salud. Además, investigaciones recientes demuestran que mentalmente nos volvemos más fuertes al mejorar la memoria y la capacidad de aprendizaje.

Ganamos salud cardiovascular y disminuimos los niveles de colesterol y triglicéridos. Si entrenamos para maratón de forma recreacional (18 semanas y entre 30 y 60 kms semanales) ganaremos salud cardiovascular, mejorará nuestro rendimiento y bajaremos los niveles de colesterol y triglicéridos, así lo demostró un estudio reciente. de la revista American Heart Association.

– Mantenemos un ritmo más constante en maratón que los hombres. Un estudio publicado en el Journal of Strenght & Conditioning Research, demostró que las mujeres son 18.6% mejores que los hombres para mantener el ritmo en 42K sobre todo después de los 30kms, a diferencia del 16.96% de ellos. Además, las mujeres podemos correr más rápido los últimos 2kms del maratón.

– Tenemos menos posibilidades de toparnos con “la pared”. La mayoría de las mujeres somos más aplicadas en correr la primera parte del maratón a un intensidad media (150 ppm) y por lo tanto, mantenemos por más tiempo las reservas de glucógeno durante la prueba para evitar la pared, así lo demostró un estudio previo al Maratón de Chicago el año pasado.

– Tenemos una mayor capacidad de adaptarnos al clima de la prueba y quemamos más grasa. Al llevar un ritmo controlado, las mujeres tendemos a quemar un porcentaje más alto de grasa (hasta 3-4 kg por prueba) que los hombres, esto nos permite disipar el calor de forma más eficiente cuando corremos.

– De los 29 a los 34 años las mujeres tienen más posibilidades de correr su maratón más rápido. Así lo demostró un estudio de la Universidad Camilo José Cela en Madrid, que concluyó que a esta edad las mujeres ya alcanzaron la fuerza mental y el desarrollo fisiológico necesario para enfrentar la prueba. No te preocupes si tienes más edad, de hecho, hasta los 55 años es cuando aparece una disminución notable en el rendimiento de las mujeres.

– Disminuye la depresión y mejora el estado de ánimo. Al trabajar los músculos, el cerebro aumenta su trabajo en la liberación de hormonas clave o neurotrasmisores como la serotonina, que controla el humor; la dopamina que mejora el aprendizaje y la atención y la norepinefrina que trabaja en la motivación y excitación. Todo esto, disminuye las posibilidades de padecer depresión, así lo demostró un estudio de Harvard Medical School.

– Cambia la percepción de nosotras mismas. Un estudio reciente demostró que las mujeres tendemos a subestimar nuestras habilidades en un maratón mientras que los hombres las sobreestiman. Después de leer esto, tú también puedes correr uno y con un muy buen resultado.