Soy la más chiquita de las colaboradoras de Soy Corredora y me tocó pertenecer a la generación amada-odiada denominada MILLENIAL. Esa generación que nació para la tecnología, para la independencia, para lograr lo que se proponga, donde ser multitask y no estar atados a cosas de por vida nos caracterizan. Pero ¿cómo es ser una corredora millenial? Ahí es donde parecería que se complica todo, pero no. Mi secreto para poder hacer muchas cosas y no morir es ser ordenada. La universidad me ha ayudado a entender que el tiempo SÍ vale oro y que el saber administrarlo te ayudará a ser más eficaz.

Estudiar, trabajar, entrenar, comer bien (a veces), tener tiempo para gente importante, descansar, divertirme son cosas que he aprendido a hacer ¡Y SIN MORIR EN EL INTENTO! Al principio no fue nada agradable todo este cambio, pero cuando realmente se quiere algo, se va a hacer hasta lo imposible para lograrlo. Tener muy bien administrados mis tiempos y el tener una buena actitud y disciplina me han ayudado.

Mis días a veces empiezan desde las 5:00AM y en muchas ocasiones están llenos de tareas de todos los tipos: de la universidad, del trabajo, del blog, de mi vida personal, etcétera. Si bien existe un refrán mexicano que dice “el que mucho abarca poco aprieta” creo que no aplica para mí. He aprendido que si se tiene mucho compromiso en cada una de sus tareas, se puede lograr y si realmente no puedo por circunstancias propias o ajenas a mí, simplemente saber decir NO.

Nadie me exige ser así, pero siento que todas las actividades que hago me han complementado, me ayudarán a tener un futuro exitoso y además me he llenado de miles de anécdotas divertidas. Pareciera ser una carga excesiva para mi cuerpo, pero hasta ahora no ha generado un efecto negativo en mi salud. Trato de checarme seguido con mi médico de confianza y escuchar a mi cuerpo, mega importante esto.

Aunque pareciera que soy la única loca millenial que hace estas cosas raras, Xime y Dani también son corredoras millenials. Nuestras situaciones son parecidas, ellas también estudian la universidad, siempre están llenas de tareas, pero siempre luchan por obtener un espacio para poder correr.

Hace poco hicimos un trote “platicador” en Chapultepec, donde charlamos de nuestras vidas y cómo es que correr nos ha cambiado la vida. Ellas, por la carga de trabajo que les ha representado estudiar la universidad, estuvieron buscando sacar todo el estrés mediante los deportes: primero fue el fútbol, después el basquetbol y ahora es correr.

Entre plática y risas, las tres coincidimos que somos muy poquitos millenials los que hacemos deporte; la mayoría prefiere sólo dedicarse a la escuela o a tener otros vicios nada saludables. Coincidimos en que casi nadie de nuestros círculos sociales entiende nuestra loca pasión por correr y cómo con una hora que le dediquemos al día, nos mantiene felices y en paz.

Es por eso que decidieron hacer una cuenta en Instagram, donde postean cosas de su vida diaria, que reflejan que SÍ es posible estudiar y hacer un deporte al mismo tiempo sin morir. También comparten datos curiosos y facts que ayudan a tener un mejor rendimiento como corredoras. Son unas excelentes chicas y corredoras, comprometidas con todo lo que hacen y que además aman lo que hacen. Espero pronto poder compartir más kilómetros y risas.

Ser millenial no sólo es estar pegado a las redes sociales, sino también a estar comprometidos con la vida, nuestra vida.

Si quieres ser parte de nuestras vidas millenials no olvides seguir a Xime y a Dani en Instagram, están como @runximedanirun y a mí como @glors_mc

Gracias por leernos, son las mejores.

Ahora ve:

Así somos los corredores de hoy