Es verdad, la felicidad está en el ejercicio. Estudios recientes han demostrado que hacer ejercicio de intensidad moderada 30 min al día mejora el estado de ánimo y que si acumulas al menos 150 minutos por semana de ejercicio moderado o bien, 75 minutos de ejercicio intenso, estimularás tu salud mental, según un estudio de la University of Chichester, Inglaterra.

También se ha comprobado que la actividad física puede causar cambios en los neurotransmisores que afectan el estado de ánimo y que tanto los antidepresivos como los ansiolíticos, los utilizan para normalizar sus niveles en el cerebro de las personas. Por ejemplo, estudios recientes han comprobado que el ejercicio aumenta los niveles de serotonina, un neurotransmisor directamente relacionado con el control de la ira, la agresión, el humor, el sueño, la sexualidad y el apetito, entre otros.

Ahora bien, la actividad física reduce el riesgo de inflamación, diabetes, hipertensión y enfermedades cardiovasculares, ya que incrementa el flujo sanguíneo y transporta de manera más eficiente tanto oxígeno como nutrientes para dar energía al cuerpo. Un estudio publicado en 2013, afirma que la depresión y otros problemas mentales están asociados a la poca actividad física.

Y por si esto fuera poco, una persona que hace ejercicio es más tolerante al estrés emocional causado por situaciones personales, gana más fácilmente confianza en sí mismo y padece menos ansiedad y depresión debido a que tiene muchos menos pensamientos negativos.

¿Necesitas más razones para convencerte o convencer a tus allegados de que es hora de seguir haciendo ejercicio? Solo te decimos que correr es una gran opción.

Ahora ve:

¿Por qué debes sonreír cuando vas corriendo?

2 Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.